"Soy el paseante. El paseante que se parece a las cuatro estaciones"
Vicente Huidobro, del poema Tout-à-coup.




miércoles, 10 de agosto de 2016

A vista de pájaro






La fascinación que el paseante siente por la fotografía aérea es continuación del viejo amor que tiene a los planos y a los mapas. Pasando por ciertas fotografías del siglo XIX que nos traen una ciudad que aún no llegaba a desbordar los límites de su tiempo histórico más tradicional. Valladolid es una ciudad que ha crecido durante siglos en parte sobre sí misma y solo en las últimas décadas se ha desplegado en nuevas y no siempre bien equilibradas direcciones. Comparar planos o imágenes dibujadas de una época con otra anterior siempre es un ejercicio de sorpresa, no solo de conocimiento del medio donde vivimos. 

Esta fotografía debe datar de la época en que se habían terminado de construir los grandes almacenes del Paseo de Zorrilla. Este paseante la tiene colocada en una pared por aquello de sentirse de vez en cuando un poco como pájaro.